[Audiobooks] La sonrisa etrusca Author José Luis Sampedro – Selindameditasyon.com

La sonrisa etrusca Hace algunos a os una amiga me confes que estaba escribiendo un libro Cuando le pregunt el tema, me mir sorprendida Existe alg n otro tema contest ella.Jos Luis Sampedro en su libro La sonrisa etrusca nos regala una hermosa versi n de ese tan trillado y aparentemente nico tema Salvatore Roncone es un viejo r stico pastor calabr s sentenciado a muerte por el c ncer A lo largo de su vida, ni la guerra contra los alemanes, ni las innumerables experiencias amorosas, ni las rencilla Hace algunos a os una amiga me confes que estaba escribiendo un libro Cuando le pregunt el tema, me mir sorprendida Existe alg n otro tema contest ella.Jos Luis Sampedro en su libro La sonrisa etrusca nos regala una hermosa versi n de ese tan trillado y aparentemente nico tema Salvatore Roncone es un viejo r stico pastor calabr s sentenciado a muerte por el c ncer A lo largo de su vida, ni la guerra contra los alemanes, ni las innumerables experiencias amorosas, ni las rencillas perpetuas contra su vecino Cantanotte le han hecho siquiera un leve rasgu o, sino todo lo contrario forjaron en l un car cter duro e impetuoso Hoy, llega desahuciado a vivir con su nico hijo en la moderna e ins pida Mil n, donde le tocar librar las ltimas batallas de su vida contra doctores refinados, vitrinas de fruta inodora y enmara adas calles llenas de pulcros rascacielos milaneses Sin embargo, su nieto Brunettino a trav s de di logos af nicos nocturnos y la Se ora Hortensia mujer a la que conoce por casualidad en el parque y de quien se enamora se encargar n de que los ltimos meses de Salvatore sean los m s trascendentes de su vida, ya que le ense ar n el verdadero significado de la palabra AMOR.Y es que a n hoy en d a me viene a la mente ese viejo di logo con dicha amiga y me pregunto Es posible escribir de un tema que no sea el amor Un libro PRECIOSO sobre el amor, la vida y la muerteMe obliga a seguir indagando sobre el autor Para ti que est s pensando en quiz s leer este libro No es un libro Es una br jula.En cada p gina, en cada p rrafo, tienes otra vez la flechita siempre temblando, siempre apuntando en la misma direcci n Qu direcci n La direcci n en la que se encuentra el motivo de la sonrisa de los etruscos Por qu sonr en los etruscos Saben algo que otra gente no sabe Las reglas b sicas de la muerte y de la vida Comprenden y aceptan esas reglas para poder jugar el juego al l mite de sus posibilidade Para ti que est s pensando en quiz s leer este libro No es un libro Es una br jula.En cada p gina, en cada p rrafo, tienes otra vez la flechita siempre temblando, siempre apuntando en la misma direcci n Qu direcci n La direcci n en la que se encuentra el motivo de la sonrisa de los etruscos Por qu sonr en los etruscos Saben algo que otra gente no sabe Las reglas b sicas de la muerte y de la vida Comprenden y aceptan esas reglas para poder jugar el juego al l mite de sus posibilidades.Resulta tan f cil quedarse al margen de la vida sin comprender lo que ocurre, incapaces de sonre r Franklin dijo que nuestra gran tragedia es que nos hacemos viejos demasiado pronto y sabios demasiado tarde Esto no es un libro Esto es una br jula que apunta hacia la sabidur a y hacia la sonrisa Decid leerme este libro porque es de los favoritos de mis padres y me he llevado una gran decepci n En s , la historia no est mal Trata sobre Salvatore o Bruno, como l prefiere que lo llamen un antiguo partisano del sur de Italia l, al hacerse mayor y estar enfermo, se muda a vivir a Mil n con uno de sus hijos y la familia de su hijo su mujer y su beb Brunettino.La historia trata sobre la relaci n que se establece entre nieto y abuelo, y c mo Salvatore cree aprender y descubrir cosa Decid leerme este libro porque es de los favoritos de mis padres y me he llevado una gran decepci n En s , la historia no est mal Trata sobre Salvatore o Bruno, como l prefiere que lo llamen un antiguo partisano del sur de Italia l, al hacerse mayor y estar enfermo, se muda a vivir a Mil n con uno de sus hijos y la familia de su hijo su mujer y su beb Brunettino.La historia trata sobre la relaci n que se establece entre nieto y abuelo, y c mo Salvatore cree aprender y descubrir cosas nuevas gracias a Brunettino y a otras personas como Hortensia.Puedo entender por qu a mucha gente le encanta este libro, pero a m sinceramente no me ha acabado de convencer La historia est bien escrita, es f cil de leer, no se hace aburrida pues tiene cap tulos bastante cortos El estilo est muy cuidado y en ocasiones llega a ser po tico Pero por otra parte, en mi opini n la historia tiene muchos puntos malos Para empezar, Salvatore, aunque no me gusta como persona que no como personaje , me parece una elecci n de protagonista interesante por todos sus fallos Porque tiene muchos, much simos Es ego sta, hip crita, mentiroso y a fin de cuentas, bastante fr o con los dem s El t pico macho de monta a italiano En la historia se tocan muchos temas como el machismo, la honra de la familia basada en tradiciones est pidas , o incluso la zoofilia En definitiva, podr amos decir que el tema subyacente de la historia son los distintos tipos de abusos que puede recibir o hacer una persona a lo largo de su vida Esto podr a haber dado mucho juego para lograr hacer una cr tica social, pero no es as Simplemente no lo hace La historia est escrita en primera persona, as que el protagonista expone su punto de vista y sus vivencias como si fuera la verdad universal Y as se queda Ya est No hay ninguna cr tica social de ning n tipo, y el razonamiento del anciano logra cambiar ligeramente por acci n del ni o y de Hortensia As pues, toda la violencia que hay en el libro queda expuesta sin una lecci n moral Salvatore reflexiona en algunas ocasiones y llega a conclusiones demasiado primitivas para mi gusto, como que las mujeres quiz s no sean solo para llev rselas a la cama, y poco m s En este aspecto, me parece que el libro resulta muy pobre Como pieza de literatura, no creo que aporte mucho a la sociedad, salvo un buen rato o un buen cabreo al indagar en las creencias del siglo pasado.Me parece que libros de este tipo, m s que abrir los ojos lo que hacen es ser una lacra para el progreso de la sociedad Vuelvo a Italia, pero no como estos dos a os pasados Esta vez no la piso con los pies Tampoco asisto a las cosas de la vida de los toscanos ni de los venecianos No me asomo a ninguno de sus instantes desde esta mirada de turista que intenta ser viajero Ni siquiera trato de llev rmela en im genes, tra rmela hurt ndoles a las cosas su reflejo.Estos d as la tengo de otra forma, gracias a La sonrisa etrusca de Jos Luis Sampedro, y a Salvia, que me cede sus estanter as y las asalto con su perm Vuelvo a Italia, pero no como estos dos a os pasados Esta vez no la piso con los pies Tampoco asisto a las cosas de la vida de los toscanos ni de los venecianos No me asomo a ninguno de sus instantes desde esta mirada de turista que intenta ser viajero Ni siquiera trato de llev rmela en im genes, tra rmela hurt ndoles a las cosas su reflejo.Estos d as la tengo de otra forma, gracias a La sonrisa etrusca de Jos Luis Sampedro, y a Salvia, que me cede sus estanter as y las asalto con su permiso Tambi n estos d as decido dejar de lamentarme siempre que cojo alg n libro que guardaba hac a a os y, tras leerlo al fin, acaba gust ndome mucho Como el de Sampedro.No he dejado de recorrer Italia de punta a punta, de Mil n a Roccasera, llen ndome de sus paisajes el urbano que a Bruno tanto le desagrada y el calabr s, evocado siempre y para siempre Pasando, adem s, por Roma para visitar a Los Esposos en Villa Giulia.Es la actitud de este matrimonio etrusco de terracota lo que llama la atenci n de Bruno en sus ltimos d as Admirable la energ a de este viejo y el ejemplo vivo que le da a su nietecito y a todos nosotros Este partisano sigue luchando, defendiendo a los suyos de los tedescos aunque la Guerra terminase hace muchos a os Y acaba descubriendo toda su ternura, ignorada o reservada ante la vacuidad que les presume a los milaneses.Magn fica novela, llena llen sima de vida Qu puedo decir Ha sido una historia inolvidable para m Cu nta ternura, c mo el peque o nieto va conquistando a ese abuelo partisano cu ndo aqu l ya no cre a que nada ni nadie le pod a sorprender en esta ltima etapa de su vida Maravilloso Llegu a comprender la profundidad y la ternura que guarda esta novela de Sampedro, pues he vivido parte de lo que ella cuenta He sido testigo de la delicadeza que brota en los abuelos al tener en brazos sangre de su sangre Ese lazo tan hondo que el alma humana teje para proteger y amar a los suyos, un milagro de vida As como lo vivi Renato as nos sucede a muchos padres, siendo testigos de bienvenidas y despedidas sabiendo, por dentro, que pronto nos tocar a nosotros dar el ltimo resp Llegu a comprender la profundidad y la ternura que guarda esta novela de Sampedro, pues he vivido parte de lo que ella cuenta He sido testigo de la delicadeza que brota en los abuelos al tener en brazos sangre de su sangre Ese lazo tan hondo que el alma humana teje para proteger y amar a los suyos, un milagro de vida As como lo vivi Renato as nos sucede a muchos padres, siendo testigos de bienvenidas y despedidas sabiendo, por dentro, que pronto nos tocar a nosotros dar el ltimo respiro, no sin antes como Salvatore entregarnos completamente a la nueva semilla que crece, a la misma esencia renovada Una bell sima novela sobre el eterno problema del amor, con la verdad que ofrece un conocimiento profundo del alma humana Un viejo campesino calabr s llega a casa de sus hijos en Mil n para someterse a una revisi n m dica All descubre su ltimo afecto, una criatura en la que volcar toda su ternura su nieto, que se llama Bruno, como a l le llaman sus camaradas partisanos Y vive tambi n su ltima pasi n el amor de una mujer que iluminar la etapa final de su vida concedi ndole toda su plenitud Aquello que el abuelo Roncone vive, siente, recuerda, que a veces resulta exasperante, pero tantas otras acontece hermosamente tierno envuelve el relato de una en rgica vitalidad casi tangible Las ra ces y costumbres bien arraigadas el pueblo El reflejo de uno mismo en el otro el ni o La pasi n a veces violenta de las relaciones el enemigo Aquello que nos come por dentro y nos arrastra al fin la Rusca El florecer, transformado y nuevo, de lo ya conocido el amor Todo trasciende e Aquello que el abuelo Roncone vive, siente, recuerda, que a veces resulta exasperante, pero tantas otras acontece hermosamente tierno envuelve el relato de una en rgica vitalidad casi tangible Las ra ces y costumbres bien arraigadas el pueblo El reflejo de uno mismo en el otro el ni o La pasi n a veces violenta de las relaciones el enemigo Aquello que nos come por dentro y nos arrastra al fin la Rusca El florecer, transformado y nuevo, de lo ya conocido el amor Todo trasciende en este libro tan real, visceral y sensitivo No me ha gustado nada Le doy 2 estrellas porque est impecablemente bien escrito, pero el protagonista el viejecillo gru n me ha sacado tanto de quicio, que no puedo poner m s de 2 En serio, cu nto m s le a sobre sus pensamientos y su forma de ver la vida, m s me costaba empatizar con la historia, y con los toques tiernos que, al parecer, tiene el viejo Me gustar a decir mucho m s sobre lo poco que me ha gustado, pero no quiero hacer le a, y con esto basta.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *